Labio Leporino

Paladar Hendido

Es un procedimiento quirúrgico y se recomienda que sea a una edad temprana, de preferencia antes de que el niño o niña cumpla tres meses de edad. Estas operaciones se realizan dependiendo del peso, salud general del niño o niña y la severidad de la hendidura. Dependiendo de la severidad puede realizarse por etapas o en una sola intervención.

Posteriormente, cuando el niño o niña tiene más edad se puede practicar cirugía estética para corregir algunos defectos del labio, la nariz, encías y/o paladar.

Tipo de Anestesia 

Sedativa, multimodal, es decir se combinan diferentes tipos de medicamentos para obtener un mejor resultado.

Tiempo Quirúrgico 

La intervención puede tardar entre una hora a dos horas, según el caso.

La Cirugía 

Los niños con labio leporino o paladar hendido suelen padecer de más infecciones de oído, debido al desarrollo incompleto del paladar y de los músculos palatinos, que son necesarios para abrir las trompas de Eustaquio, las cuales se encuentran a cada lado de la garganta y conducen al oído medio.

Los niños o niñas con paladar hendido deben estar bajo supervisión constante de un especialista en garganta, nariz y oído, para evitar daños permanentes al oído por las infecciones crónicas.

La pérdida de la audición puede ocasionar problemas de aprendizaje en cuanto al desarrollo del habla. El niño o niña con paladar hendido debe examinarse a temprana edad para practicarle cirugía reconstructiva. La voz de estos bebes tienen un acento nasal pero después de la cirugía pueden someterse a una terapia para el desarrollo del lenguaje.

Después de la Cirugía

Es necesario que los niños con labio leporino y/o paladar hendido reciban tratamiento odontológico lo más pronto posible para asegurarse que las mandíbulas son de forma y tamaño adecuado, corregir la posición de cada diente y mantener una buena higiene oral.

Usted puede reducir los riesgos quirúrgicos haciendo caso estricto de las recomendaciones que el indica las enfermeras de nuestra clínica.

Complicaciones 

  •         Sangrado abundante
  •         Dehiscencia de sutura
  •         Infecciones

Recomendaciones

  • No dar entretenedor
  • No dar leche por 15 días.
  • Dar alimentación de acuerdo a la edad con cuchara, jeringa o gotero por 15 días.
  • Administrar líquidos claros durante las primeras 48 horas.
  • Colocar al paciente en posición boca arriba, con la cabeza levantada que el cuerpo y administrar los alimentos por el lado contrario de la cirugía.
  • Inmovilizar los brazos para evitar que el paciente toque y lastime el área de la cirugía.
  • Antes y después de hacer los cuidados del paciente, la persona responsable debe lavarse las manos con agua y jabón.
  • Es muy importante asistir a la cita de control, en caso de no poder cumplirla avisar con anticipación.

 

Suscripción

Obtener las ultimas noticias

Copyright ©2018 Clínica Gómez Arbelaez. Todos los derechos reservados   |   Desarrollado por IGNIWEB - INSTINTO

Idioma